Sábado 25 de

abril de 2015

  • Ahora

    28 °C
  • DOMINGO

    Min. 13 °C Max. 25 °C

  • LUNES

    Min. 12 °C Max. 26 °C

Sábado, 09 de junio de 2012  01:00 | Informacion General

Los allegados a "Gabo" temen que haya perdido la memoria

Gabriel García Márquez ha perdido definitivamente la memoria. Esa es la conclusión a la que llegan los medios colombianos a partir de una entrevista que el pasado martes publicó la web Kien&ke...

En su última aparición, hace unos meses, García Márquez no habló en público en ningún momento.

Gabriel García Márquez ha perdido definitivamente la memoria. Esa es la conclusión a la que llegan los medios colombianos a partir de una entrevista que el pasado martes publicó la web Kien&ke, en la que Plinio Apuleyo, su amigo íntimo y coautor a su lado de “El olor de la guayaba”, dejaba caer que la demencia senil ya no le permite reconocer a los amigos.

“Las últimas veces que hablamos repetía: «¿Cómo estás, cuándo vienes, qué estás haciendo?». Muchos amigos, con quienes he comentado el asunto, me dicen que con ellos también se limitaba a iguales interrogantes. Entonces hay la sospecha de que simplemente tiene unas fórmulas. Si no reconoce no dice «no sé quién eres tú», sino que hace unas preguntas genéricas. Me duele mucho esta situación y me inquieta. Gabo siempre ha sido un gran amigo”, afirmó Apuleyo.

El deterioro de la salud de García Márquez es lento y más o menos público desde hace un lustro.

En 2007, cuando el Congreso del idioma celebró en Cartagena de Indias los 40 años de la publicación de “Cien años de soledad”, García Márquez se dejó ver sonriente y feliz y vestido de traje blanco de lino. Sin embargo, en ningún momento habló en público ni concedió ninguna entrevista. Por entonces, aparecieron los primeros rumores sobre los lapsus en la memoria del Nobel colombiano.

Gabo publicó “Vivir para contarla”, sus memorias en 2002. Quería escribir más tomos. No lo hizo. Tenía ganas de terminar otro libro sobre amores contrariados, su tema. No se supo más. No escribe, no opina, no aparece. O sí. Cuando cumplió 85 años, en marzo pasado, las revistas de farándula publicaron fotos de Gabo en México, país en el que ha vivido la mayor parte de su vida, con sobrinos, su mujer Mercedes, amigos. Era él, sí, pero parecía ausente, sin esa chispa de estrella que tienen sus ojos.

Después, el británico Gerald Martin escribió la biografía oficial de Gabo, “Una vida”, en la que se podía leer otra noticia casi velada de la enfermedad del autor: “Con los apuntes adecuados era capaz de recordar la mayoría de las cosas del pasado distante (aunque no siempre los títulos de sus novelas) y entablar una conversación razonablemente normal, incluso divertida”, señaló le biógrafo.

certifica.com