Martes 21 de

abril de 2015

  • Ahora

    18 °C
  • MIERCOLES

    Min. 10 °C Max. 24 °C

  • JUEVES

    Min. 11 °C Max. 25 °C

Sábado, 14 de julio de 2012  01:00 | La Ciudad

Ahora ni siquiera las ferias de artesanos se salvan de la inseguridad

Los puesteros de las ferias de Puerto Norte y del parque a la Bandera denunciaron la falta total de seguridad. Desde diciembre, los agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) no recorren las zonas porque la Intendencia...

El Mercado Retro ya es un clásico en la zona del parque Norte. El espacio es visitado incluso por turistas internacionales.

Por María Laura Favarel / La Capital

Los puesteros de las ferias de Puerto Norte y del parque a la Bandera denunciaron la falta total de seguridad. Desde diciembre, los agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) no recorren las zonas porque la Intendencia no puede pagar horas adicionales y la policía tampoco aparece. Un hecho delictivo ocurrido el domingo pasado disparó el alerta entre los vendedores, que reclaman seguridad.

Los delegados de las distintas ferias hicieron público su reclamo en la Secretaría de Cultura municipal, área que coordina estas actividades. Pero desde allí manifestaron que no les compete el tema, aunque intentarían hacer lo que esté a su alcance.

La delegada del Mercado de Pulgas del Bajo (avenida Belgrano al 700), María Ester Melita, y miembro de la mesa interferias cuestionó a la Municipalidad: "Desde Cultura nos dijeron que si queríamos seguridad, tendríamos que pagar nosotros entre 64 y 85 pesos por hora y por agente. Esto sería lo que pagaban de adicional al personal".

Por su parte, el delegado del Mercado Retro (Rivadavia al 2200), Juan Pablo Marconi, explicó que "antes circulaban dos agentes de la GUM, que al menos es algo". Pero, "desde diciembre no apareció ninguno más", confirmó y dijo que cuando pidió explicaciones le respondieron: "la Municipalidad no tiene presupuesto para esto".

El hombre, que desde hace 10 años es parte del Mercado Retro, fue claro: "No es responsabilidad nuestra que haya seguridad y que la gente pueda caminar tranquila. Esto corresponde al Estado, que no está cumpliendo con su función", fustigó.

"Yo soy el delgado de la feria y tengo que hacer que todo funcione, y me ocupo. La Intendencia se tiene que hacer cargo de lo suyo", destacó.

El robo del domingo pasado, cuando un delincuente le puso un revólver en la boca a uno de los feriantes para alzarse con la recaudación y empezó a lanzar amenazas a la gente que pasaba por allí, fue el colmo. "Esto ya no puede seguir así", dijo Marconi enfurecido y cansado de esta situación.

"Ladronzuelos". Tanto en las ferias de Puerto Norte como en las del parque a la Bandera, los vendedores cuentan que desde hace un tiempo hay "ladronzuelos" que se llevan mercadería. "Los ves que dan manotazos y sacan distintas cosas de las mesas", contó Analía Paganini, que tiene un puesto en la Feria del Bulevar.

"Estoy en la feria hace 10 años— contó Analía— y nunca tuvimos problemas, pero ahora se ve gente robando y pagando con billetes falsos. ¿La presencia policial? No existe, sólo hay algunos agentes en época de elecciones".

Los feriantes están asustados y más aún después del asalto a mano armada que sufrió uno de los vendedores el fin de semana pasado. "Ese día había muchísima gente, era fin de semana largo y estaba lleno de turistas extranjeros y nacionales. Nos tienen muy abandonados", manifestó Analía.

En cuanto a la posibilidad de abonar por seguridad privada, la mujer se negó y confesó la situación de muchos: "Somos sólo artesanos, no tenemos plata para pagar vigilancia".

Tanto Puerto Norte como el parque a la Bandera concentran mucho público los fines de semana. Allí no sólo se ofrecen artesanías, bijouterie, objetos antiguos y ropa usada, sino también actividades para chicos y música, entre otros espectáculos.

Marconi coordina una feria con 74 puestos que cuando empezó sí pagaba un plus" por seguridad, pero después nadie más lo pudo seguir haciendo.

certifica.com