Sábado 28 de marzo de 2015
Miércoles, 20 de junio de 2012  01:00 | Ovación

Martino tiene el diagnóstico preciso sobre qué tiene y lo que falta en Newell's

El viernes, ante Lanús, Newell's le bajará la persiana a un semestre altamente positivo desde la cosecha de puntos, ya que con la llegada de Gerardo Martino no hay dudas de que el equipo se revitalizó.

 

Tiempo de conclusiones. Cuando pase el juego del viernes con Lanús, Martino se focalizará en formar el plantel para el próximo semestre. (Foto: Matías Sarlo)

El viernes Newell's ante Lanús le bajará la persiana a un semestre altamente positivo desde la cosecha de puntos, ya que con la llegada de Gerardo Martino no hay dudas de que el equipo se revitalizó en lo futbolístico y por sobre todas las cosas logró oxigenar un promedio que asomaba muy preocupante, al extremo de que si las cosas no salían bien la Lepra podría estar tan complicado como hoy lo está Banfield en la actual tabla del miedo. Incluso estos 31 puntos logrados hasta metieron a los rojinegros en la lucha de arriba, de la que recién se bajaron matemáticamente en la penúltima fecha ante los sanjuaninos. Los balances se hacen al final, pero no hay dudas de que el cuerpo técnico leproso ya tiene en la cabeza un diagnóstico preciso de lo que se hizo muy bien, lo que fue aceptable y también de los puntos más flojos que hubo en el equipo durante un el torneo, donde lamentablemente la campaña se destiñó en las últimas fechas con una foja de tres caídas y una sola victoria.

Por supuesto que los tres puntos ante Lanús serán clave en lo que será el reordenamiento de los equipos en la tabla del promedio para la temporada que viene, donde allí el arranque de Newell's será desde las últimas posiciones y tendrá que remar de entrada para superar adversarios lo antes posible. Decir que Newell's hizo un campañón con la misma base de jugadores que no daban pie con bola en el pasado reciente ya está más que dicho y hasta certificado desde los números. Ahora bien, no hay que quedarse sólo con lo bueno que se hizo. Un análisis pormenorizado no puede soslayar que también hubo defectos individuales y colectivos que habrá que corregir de cara al futuro. No hay dudas de que en este ítems Martino tiene más que claro que hubo algunos desaciertos en materia futbolística y ya les estará buscando solución.

Porque el Tata se quedará seis meses más en la dirección técnica del club que lleva en el corazón y querrá capitalizar y potenciar lo hecho hasta acá. Y como todo técnico ganador seguramente querrá ir por más. Siendo ir por más arrancar el año con un sueño grande.

Martino ahora sí tiene el diagnóstico preciso del plantel con que cuenta para encarar el armado del nuevo Newell's. Habrá una gran depuración por el vencimiento de varios préstamos y además se producirá el arribo necesario de varias caras nuevas de futbolistas de jerarquía. Esto último si la intención es armar un equipo que pegue un salto de calidad, donde los refuerzos apuntalen a los valores juveniles que arrojó la cantera.

Por supuesto que el Tata sabe que a la tesorería leprosa no le sobra una moneda y que para que lleguen refuerzos habrá que vender a algún futbolista de buen presente, cuyo dinero sirva para oxigenar las arcas. Así la fortaleza para lo que viene es que Martino ahora conoce bien a los jugadores y sabe mejor que ninguno los puntos altos y bajos. Desde el análisis periodístico, que puede no coincidir con el del técnico, vale detallar lo mejor y lo peor de la campaña rojinegra.

certifica.com